18 junio 2015

Lea El Quijote

Un grupo de 100 escritores de 54 países han elegido El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha como la mejor obra de ficción de la historia de la humanidad, según una encuesta realizada en su día por el Instituto Nobel y el Club del Libro Noruego.

La novela que Miguel de Cervantes escribió en el siglo XVII se colocó cómodamente por delante, con un 50% más de votos, de En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, que fue la segunda más votada, y eclipsó a obras maestras que van desde las grandes clásicas de Homero a las novelas de Tólstoi, Dostoievski, Kafka, William Faulkner o García Márquez.

Cada uno de los cien escritores encuestados, entre los que están el español Félix de Azúa, el mexicano Carlos Fuentes, Salman Rushdie, Milan Kundera, John Le Carré, Norman Mailer y varios premios Nobel, como VS Naipul, Wole Soyinka y Nadine Gordimer, debía mencionar diez títulos como respuesta a la pregunta: ¿Cuáles cree que son las obras mejores y más importantes de la literatura mundial?, para contribuir a la creación de una Biblioteca de la Literatura Universal con 100 títulos, dentro de un proyecto contra las crecientes amenazas a la lectura desde la televisión, los videojuegos y la red.

En la lista de los cien mejores también aparece el Romancero gitano, de Federico García Lorca, mientras que Hispanoamérica está representada con Ficciones, del argentino Jorge Luis Borges; Pedro Páramo, del mexicano Juan Rulfo, y Cien años de soledad y El amor en los tiempos del cólera, del colombiano Gabriel García Márquez. El autor que tiene más obras seleccionadas en la lista es el ruso Fedor Dostoievski con Crimen y castigo, El idiota, Los hermanos Karamazov y Los demonios. Franz Kafka, William Shakespeare y León Tólstoi tienen tres títulos en la lista, y Flaubert, Homero, William Faulkner, García Márquez y Virginia Wolf, dos cada uno. Marcel Proust está presente con las siete noveles que componen En busca del tiempo perdido.

Doris Lessing, que figura en la lista con El cuaderno dorado, se mostró 'algo perpleja' cuando se le habló del proyecto, pero quiso participar para difundir el interés por la literatura entre las generaciones jóvenes, que, según ella, a pesar de los altos niveles de educación, 'podrían llamarse bárbaros educados'.


El escritor nigeriano Ben Okri, autor de la introducción a una nueva traducción al noruego de la novela de Cervantes, afirmó en la rueda de prensa en el Instituto Nobel en la que se presentó la colección: 'Si hay una novela que hay que leer antes de morir, es El Quijote; es una historia maravillosa y muy elaborada y, sin embargo, es sencilla'.

No hay comentarios: